©  2023 por Mamás, bebés y niños.. Creado con Wix.com

Síguenos
  • Google+ Black Round
  • Facebook Black Round
  • Instagram Black Round
1/14

SINUSITIS EN LOS NIÑOS

Tu hijo padece de síntomas respiratorios por 2 semanas o más? tos en las noches, al acostarse o levantarse?, ronquido?, mal aliento?, molestias o comezón en la nariz o los oidos? Tos cuando hace ejercicio o sube escaleras, le han dado tratamientos con diferentes medicamentos incluyendo antibióticos y no mejora? 

 

La enfermedad de los senos paranasales en los niños es muy común y diferente en el caso de los adultos.

 

Los senos paranasales son unas cavidades a los lados de la nariz que en conjunto con esta sirven para humedecer y calentar el aire que respiramos.

 

Esto quiere decir, que si los senos paranasales se encuentran ocupados por moco, como sucede en las enfermedades respiratorias virales y alérgicas, ya no pueden hacer su función, y por lo tanto, el aire inhalado llega frio y seco a los bronquios, produciendo que estos se cierren y produzcan moco como respuesta, produciendo tos y otros molestos síntomas por semanas o meses.

 

}Lo más importante durante una infección respiratoria o una alergia nasal es mantener la nariz libre de moc0 para que pueda realizar su función.

LIMPIEZA DE OIDOS

Sabias que la limpieza de oidos con cotonete o Q-Tip es mayormente un error? La cerilla o serumen como se le conoce a la secreción café que se produce en los conductos auditivos sirve para proteger a los tímpanos.

 

Lo que se hace cuando se intenta remover la cerilla con cotonetes, al introducir estos en el conducto auditivo es empujar hacia adentro parte de ésta y así producir un tapón que más tarde causarará problemas.

 

La cerilla es normal y no requiere ser retirada, solamente la que se encuentra muy por afuera del conducto auditivo y es muy visible.

 

El cotonete nunca debe desaparecer de la vista al limpiar los oidos.

ROZADURAS EN EL BEBE Y SU CORRECTO TRATAMIENTO

ROZADURA: (Dermatítis amoniacal): Es importante entender cual es el proceso mediante el cual se producen las molestas rozaduras en los bebés y porqué?

 

La piel del bebé es mucho más delgada que en la persona adulta promedio. Esto, entre otras cosas, la hace más suceptible de agresiones tales como, irritación por sudor, agentes externos (cremas, lociones, talcos y otras sustancias) y lo más común: la orina y las heces fecales, con sus componentes mayormente ácidos.

Los ácidos de la orina y las evacuaciones agreden directamente a la piel, causando quemaduras de primer grado, igual que sucede con otras sustancias irritantes o el sol.. Lo interesante es, porqué las cremas para la rozadura no son tan recomendables.

 

Las razones son simples. Las cremas para la rozadura (mayormente óxido de zinc), no son otra cosa que una barrera protectora, tal como un impermeable nos protege de mojarnos durante la lluvia.

 

El problema empieza cuando, una vez la piel del bebé, en contacto con la orina o evacuación, comienza a irritarse, y el uso de toallas húmedas (en ocasiones con sustancias aromáticas) irritan más y, a la vez no eliminan por completo los ácidos, provocando que estos dañen la piel.

 

Posteriormente la aplicación de cremas para la rozadura, cubren y protegen esos ácidos, tal cual como si nos pusiéramos un impermeable ya mojados. Lo que sucede a continuación, es que los ácidos, protegidos por la crema para la rozadura, van a seguir irritando la piel. Por lo tanto, la recomendación es:

1-Después de cada orina o evacuación, hay que limpiar con toallas húmedas sin alcohol ni perfume y posteriormente:

 

2- Con un trozo de algodón empapado en agua, limpiar profusamente el área para eliminar al 100% todo el ácido. Luego de esto: 

 

3-Secar la zona con una toalla de algodón sin tallar y:

4-Dejar el pañal abierto unos minutos para secar y orear la zona.

De esta forma, eliminar lo que ocasiona las rozaduras, logrando mejores resultados.

 

La carita felíz de tu bebé valdrá la pena todo el esfuerzo.

ALERGIA A LAS PROTEINAS DE LA LECHE DE VACA "APLV"

La alergia a las proteinas de la leche de vaca se presenta tanto en niños alimentados  con seno materno tanto como en niños alimentados con fórmula o ambas. Los síntomas empiezan alrededor del mes de nacido aunque en casos especiales pueden aparecer poco después del nacimiento. 

Los síntomas más frecuentes son:

*Llanto intenso sobre todo 

  después de comer.

*Abdomen abultado y au-

  mento en la producción

  de gas intestinal.

*Peristalsis audible (se es-

  cucha el intestino del

  bebé muy acelerado).

*Posición de Sandífer (la 

   espalda se pone en for-

   ma de arco).

*Regurgitaciones ácidas,

   es decir, regresa leche

   cuajada y hace gestos

   de desagrado.

*Pide de comer con mu-

   cha frecuencia.

*La leche le da un alivio

   momentáneo para vol-

   ver a las molestias po-

   co después de comer.

Es importante la correcta evaluación en cada paciente para hacer el diagnóstico correcto y elegir el tratamiento más adecuado en cada caso.